/page/2
Es la hora de almorzar, y JeanPier esta feliz porque sabe que como todos los días tendrá un almuerzo nutritivo provisto por Operación Bendición.

Es la hora de almorzar, y JeanPier esta feliz porque sabe que como todos los días tendrá un almuerzo nutritivo provisto por Operación Bendición.

Felices Fiestas Patrias Perú!
¡Buenos días! Seguimos trabajando en todo el Perú por el bienestar de nuestros niños. Esta foto pertenece a una entrega de zapatos en San Juan - Iquitos. :)

¡Buenos días! Seguimos trabajando en todo el Perú por el bienestar de nuestros niños. Esta foto pertenece a una entrega de zapatos en San Juan - Iquitos. :)

En Operación Bendición Perú, contamos con un staff de profesionales de la salud voluntarios que dan de su valioso tiempo para atender a los que más nos necesitan. Si estás interesado en participar con nosotros, envía un correo a info@obperu.org.pe o comunícate al teléfono 99352 -0538 con la srta Jaqueline Córdova.

En Operación Bendición Perú, contamos con un staff de profesionales de la salud voluntarios que dan de su valioso tiempo para atender a los que más nos necesitan. Si estás interesado en participar con nosotros, envía un correo a info@obperu.org.pe o comunícate al teléfono 99352 -0538 con la srta Jaqueline Córdova.


Dicen que a los niños se les hace feliz con las cosas más simples. El deseo de Jesús (6) era simplemente tener una mochila nueva. Él, durante las vacaciones, asistió  sin falta a la escuela de verano que dictó Operación Bendición Perú  en Huaycán, y junto a sus hermanitos no se perdió de ningún taller. A pesar de que Jesús no pertenece al colegio 1289, se convirtió en un invitado especial de las clases de verano, pues como vivía al costado del local siempre lo veíamos asomar a la puerta motivado por la curiosidad de  escuchar a los niños divirtiéndose y jugando. Cuando finalmente se le invitó a pasar, su sonrisa fue la mejor recompensa para todo el equipo de verano.
Pero había una razón más fuerte por la que Jesús estaba siempre ahí.  Su mamá, trabajaba por las mañanas lavando ropa o limpiando en algunas casas lejos de Huaycán y debido a que no tenía con quien dejarlo, todas las mañanas Jesús se debía quedar sólo con sus hermanos,  también niños como él.
Jesús, con su dulzura y su inocencia, se convirtió rápidamente en el engreído de todos los niños y maestros. Cuando le tocaba clases con los de su grupo de edad, destacaba por su compromiso y trabajo en equipo. Lo gracioso era que no se despegaba del equipo de Operación Bendición Perú. Mañana y tarde, él estaba presente, ayudando, sonriendo, brillando con su tierno carácter.
Un día, los niños debían hacer una oración a Dios sobre el deseo más grande que tenían en su corazón. Cuando le tocó el turno a  Jesús, el contestó sin pensarlo: ¡una mochila!. La suya estaba totalmente rota, y a menudo en su colegio los niños se burlaban de él. Junto con toda la clase hicieron la oración y Jesús se preguntaba cómo tendría una mochila nueva, si su mamá le había dicho que ese año volvería a usar la que estaba rota.
 Operación Bendición Perú, decidió premiar el tierno corazón de este niño,  que encontró en la escuela de verano un  lugar seguro, donde se sentía protegido. “Le doy gracias a Dios porque este es el mejor lugar donde mis hijos pudieron estar mientras yo estaba trabajando”, comentaba siempre la mamá de Jesús.
La escuela de verano terminó, las clases regulares comenzaron,  pero un día, el equipo de Operación Bendición tocó la puerta de la casa de Jesús, para entregarle lo que su corazoncito anhelaba. A Jesús le pidieron que haga la oración nuevamente, él cerró los ojos… y cuando los abrió su cara de felicidad era impresionante: “¡¡Tengo una mochila nueva!! Decía Jesús entusiasmado, mientras mamá lloraba de felicidad: “Muchas gracias Operación Bendición por hacer realidad este anhelo de mi hijito, realmente es muy especial”  le dijo al equipo al finalizar.

Dicen que a los niños se les hace feliz con las cosas más simples. El deseo de Jesús (6) era simplemente tener una mochila nueva. Él, durante las vacaciones, asistió  sin falta a la escuela de verano que dictó Operación Bendición Perú  en Huaycán, y junto a sus hermanitos no se perdió de ningún taller. A pesar de que Jesús no pertenece al colegio 1289, se convirtió en un invitado especial de las clases de verano, pues como vivía al costado del local siempre lo veíamos asomar a la puerta motivado por la curiosidad de  escuchar a los niños divirtiéndose y jugando. Cuando finalmente se le invitó a pasar, su sonrisa fue la mejor recompensa para todo el equipo de verano.

Pero había una razón más fuerte por la que Jesús estaba siempre ahí.  Su mamá, trabajaba por las mañanas lavando ropa o limpiando en algunas casas lejos de Huaycán y debido a que no tenía con quien dejarlo, todas las mañanas Jesús se debía quedar sólo con sus hermanos,  también niños como él.

Jesús, con su dulzura y su inocencia, se convirtió rápidamente en el engreído de todos los niños y maestros. Cuando le tocaba clases con los de su grupo de edad, destacaba por su compromiso y trabajo en equipo. Lo gracioso era que no se despegaba del equipo de Operación Bendición Perú. Mañana y tarde, él estaba presente, ayudando, sonriendo, brillando con su tierno carácter.

Un día, los niños debían hacer una oración a Dios sobre el deseo más grande que tenían en su corazón. Cuando le tocó el turno a  Jesús, el contestó sin pensarlo: ¡una mochila!. La suya estaba totalmente rota, y a menudo en su colegio los niños se burlaban de él. Junto con toda la clase hicieron la oración y Jesús se preguntaba cómo tendría una mochila nueva, si su mamá le había dicho que ese año volvería a usar la que estaba rota.

 Operación Bendición Perú, decidió premiar el tierno corazón de este niño,  que encontró en la escuela de verano un  lugar seguro, donde se sentía protegido. “Le doy gracias a Dios porque este es el mejor lugar donde mis hijos pudieron estar mientras yo estaba trabajando”, comentaba siempre la mamá de Jesús.

La escuela de verano terminó, las clases regulares comenzaron,  pero un día, el equipo de Operación Bendición tocó la puerta de la casa de Jesús, para entregarle lo que su corazoncito anhelaba. A Jesús le pidieron que haga la oración nuevamente, él cerró los ojos… y cuando los abrió su cara de felicidad era impresionante: “¡¡Tengo una mochila nueva!! Decía Jesús entusiasmado, mientras mamá lloraba de felicidad: “Muchas gracias Operación Bendición por hacer realidad este anhelo de mi hijito, realmente es muy especial  le dijo al equipo al finalizar.

¿Sabías que varios estudios demuestran que existe una relación directa entre las infecciones parasitarias y consecuencias negativas en la función cognoscitiva, el aprendizaje y la anemia en los niños? Operación Bendición Perú, desparasita a 3 millones de niños al año, además de darles una efectiva capacitación en prevención.

¿Sabías que varios estudios demuestran que existe una relación directa entre las infecciones parasitarias y consecuencias negativas en la función cognoscitiva, el aprendizaje y la anemia en los niños? Operación Bendición Perú, desparasita a 3 millones de niños al año, además de darles una efectiva capacitación en prevención.


Pilar Soto nunca se imaginó que gracias a Operación Bendición, estudiaría un curso en la Universidad más importante del Estado, una oportunidad que llegó de repente y que ella no desaprovecharía jamás. Pilar, como madre de familia del Colegio 1289 donde Operación Bendición tiene un proyecto de desarrollo integral, se inscribió el año pasado para ser seleccionada como criadora de cuyes, uno de los proyectos dirigidos a incrementar los ingresos económicos de los padres de familia del colegio, además de mejorar la ingesta de proteínas de la familia.
Gracias a que Pilar fue una de las mejores cuidadoras dentro del proyecto, demostrando un especial interés en la crianza de cuyes y muchas ganas de aprender, Operación Bendición la invitó con todo pagado al curso “Crianza y Manejo de Cuyes” dictado por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos “Nunca me imaginé que gracias a ser parte de los proyectos de Operación Bendición, tendría la oportunidad de aprender en un lugar tan importante, siento que he realizado uno de mis sueños”  nos contó una emocionada Pilar.

Pilar Soto nunca se imaginó que gracias a Operación Bendición, estudiaría un curso en la Universidad más importante del Estado, una oportunidad que llegó de repente y que ella no desaprovecharía jamás. Pilar, como madre de familia del Colegio 1289 donde Operación Bendición tiene un proyecto de desarrollo integral, se inscribió el año pasado para ser seleccionada como criadora de cuyes, uno de los proyectos dirigidos a incrementar los ingresos económicos de los padres de familia del colegio, además de mejorar la ingesta de proteínas de la familia.

Gracias a que Pilar fue una de las mejores cuidadoras dentro del proyecto, demostrando un especial interés en la crianza de cuyes y muchas ganas de aprender, Operación Bendición la invitó con todo pagado al curso “Crianza y Manejo de Cuyes” dictado por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos “Nunca me imaginé que gracias a ser parte de los proyectos de Operación Bendición, tendría la oportunidad de aprender en un lugar tan importante, siento que he realizado uno de mis sueños  nos contó una emocionada Pilar.

Gracias al proyecto de Biohuertos de Operación Bendición Perú, Isabel cosecha rabanitos, entre otros vegetales, estratégicamente consumidos para mejorar la dieta familiar. Actualmente en Huaycán, muchas familias se vienen sumando a esta iniciativa de Operación Bendición Perú. 

Gracias al proyecto de Biohuertos de Operación Bendición Perú, Isabel cosecha rabanitos, entre otros vegetales, estratégicamente consumidos para mejorar la dieta familiar. Actualmente en Huaycán, muchas familias se vienen sumando a esta iniciativa de Operación Bendición Perú. 

¿Sabías que en el Perú el 55% de los niños menores de 5 años sufre de anemia? En Operación Bendición Perú controlamos la hemoglobina, el peso y la talla de los niños de nuestros proyectos. Asimismo estamos pendientes de la nutrición, entregando las medicinas y vitaminas correspondientes.

¿Sabías que en el Perú el 55% de los niños menores de 5 años sufre de anemia? En Operación Bendición Perú controlamos la hemoglobina, el peso y la talla de los niños de nuestros proyectos. Asimismo estamos pendientes de la nutrición, entregando las medicinas y vitaminas correspondientes.

También en Iquitos, Operación Bendición Perú entregó zapatos nuevos a miles de niños. Gracias a ello, nuestros niños de la selva podrán protegerse de enfermedades, prevenir parásitos, picaduras de insectos entre otros riesgos.

También en Iquitos, Operación Bendición Perú entregó zapatos nuevos a miles de niños. Gracias a ello, nuestros niños de la selva podrán protegerse de enfermedades, prevenir parásitos, picaduras de insectos entre otros riesgos.

Es la hora de almorzar, y JeanPier esta feliz porque sabe que como todos los días tendrá un almuerzo nutritivo provisto por Operación Bendición.

Es la hora de almorzar, y JeanPier esta feliz porque sabe que como todos los días tendrá un almuerzo nutritivo provisto por Operación Bendición.

Felices Fiestas Patrias Perú!
¡Buenos días! Seguimos trabajando en todo el Perú por el bienestar de nuestros niños. Esta foto pertenece a una entrega de zapatos en San Juan - Iquitos. :)

¡Buenos días! Seguimos trabajando en todo el Perú por el bienestar de nuestros niños. Esta foto pertenece a una entrega de zapatos en San Juan - Iquitos. :)

En Operación Bendición Perú, contamos con un staff de profesionales de la salud voluntarios que dan de su valioso tiempo para atender a los que más nos necesitan. Si estás interesado en participar con nosotros, envía un correo a info@obperu.org.pe o comunícate al teléfono 99352 -0538 con la srta Jaqueline Córdova.

En Operación Bendición Perú, contamos con un staff de profesionales de la salud voluntarios que dan de su valioso tiempo para atender a los que más nos necesitan. Si estás interesado en participar con nosotros, envía un correo a info@obperu.org.pe o comunícate al teléfono 99352 -0538 con la srta Jaqueline Córdova.


Dicen que a los niños se les hace feliz con las cosas más simples. El deseo de Jesús (6) era simplemente tener una mochila nueva. Él, durante las vacaciones, asistió  sin falta a la escuela de verano que dictó Operación Bendición Perú  en Huaycán, y junto a sus hermanitos no se perdió de ningún taller. A pesar de que Jesús no pertenece al colegio 1289, se convirtió en un invitado especial de las clases de verano, pues como vivía al costado del local siempre lo veíamos asomar a la puerta motivado por la curiosidad de  escuchar a los niños divirtiéndose y jugando. Cuando finalmente se le invitó a pasar, su sonrisa fue la mejor recompensa para todo el equipo de verano.
Pero había una razón más fuerte por la que Jesús estaba siempre ahí.  Su mamá, trabajaba por las mañanas lavando ropa o limpiando en algunas casas lejos de Huaycán y debido a que no tenía con quien dejarlo, todas las mañanas Jesús se debía quedar sólo con sus hermanos,  también niños como él.
Jesús, con su dulzura y su inocencia, se convirtió rápidamente en el engreído de todos los niños y maestros. Cuando le tocaba clases con los de su grupo de edad, destacaba por su compromiso y trabajo en equipo. Lo gracioso era que no se despegaba del equipo de Operación Bendición Perú. Mañana y tarde, él estaba presente, ayudando, sonriendo, brillando con su tierno carácter.
Un día, los niños debían hacer una oración a Dios sobre el deseo más grande que tenían en su corazón. Cuando le tocó el turno a  Jesús, el contestó sin pensarlo: ¡una mochila!. La suya estaba totalmente rota, y a menudo en su colegio los niños se burlaban de él. Junto con toda la clase hicieron la oración y Jesús se preguntaba cómo tendría una mochila nueva, si su mamá le había dicho que ese año volvería a usar la que estaba rota.
 Operación Bendición Perú, decidió premiar el tierno corazón de este niño,  que encontró en la escuela de verano un  lugar seguro, donde se sentía protegido. “Le doy gracias a Dios porque este es el mejor lugar donde mis hijos pudieron estar mientras yo estaba trabajando”, comentaba siempre la mamá de Jesús.
La escuela de verano terminó, las clases regulares comenzaron,  pero un día, el equipo de Operación Bendición tocó la puerta de la casa de Jesús, para entregarle lo que su corazoncito anhelaba. A Jesús le pidieron que haga la oración nuevamente, él cerró los ojos… y cuando los abrió su cara de felicidad era impresionante: “¡¡Tengo una mochila nueva!! Decía Jesús entusiasmado, mientras mamá lloraba de felicidad: “Muchas gracias Operación Bendición por hacer realidad este anhelo de mi hijito, realmente es muy especial”  le dijo al equipo al finalizar.

Dicen que a los niños se les hace feliz con las cosas más simples. El deseo de Jesús (6) era simplemente tener una mochila nueva. Él, durante las vacaciones, asistió  sin falta a la escuela de verano que dictó Operación Bendición Perú  en Huaycán, y junto a sus hermanitos no se perdió de ningún taller. A pesar de que Jesús no pertenece al colegio 1289, se convirtió en un invitado especial de las clases de verano, pues como vivía al costado del local siempre lo veíamos asomar a la puerta motivado por la curiosidad de  escuchar a los niños divirtiéndose y jugando. Cuando finalmente se le invitó a pasar, su sonrisa fue la mejor recompensa para todo el equipo de verano.

Pero había una razón más fuerte por la que Jesús estaba siempre ahí.  Su mamá, trabajaba por las mañanas lavando ropa o limpiando en algunas casas lejos de Huaycán y debido a que no tenía con quien dejarlo, todas las mañanas Jesús se debía quedar sólo con sus hermanos,  también niños como él.

Jesús, con su dulzura y su inocencia, se convirtió rápidamente en el engreído de todos los niños y maestros. Cuando le tocaba clases con los de su grupo de edad, destacaba por su compromiso y trabajo en equipo. Lo gracioso era que no se despegaba del equipo de Operación Bendición Perú. Mañana y tarde, él estaba presente, ayudando, sonriendo, brillando con su tierno carácter.

Un día, los niños debían hacer una oración a Dios sobre el deseo más grande que tenían en su corazón. Cuando le tocó el turno a  Jesús, el contestó sin pensarlo: ¡una mochila!. La suya estaba totalmente rota, y a menudo en su colegio los niños se burlaban de él. Junto con toda la clase hicieron la oración y Jesús se preguntaba cómo tendría una mochila nueva, si su mamá le había dicho que ese año volvería a usar la que estaba rota.

 Operación Bendición Perú, decidió premiar el tierno corazón de este niño,  que encontró en la escuela de verano un  lugar seguro, donde se sentía protegido. “Le doy gracias a Dios porque este es el mejor lugar donde mis hijos pudieron estar mientras yo estaba trabajando”, comentaba siempre la mamá de Jesús.

La escuela de verano terminó, las clases regulares comenzaron,  pero un día, el equipo de Operación Bendición tocó la puerta de la casa de Jesús, para entregarle lo que su corazoncito anhelaba. A Jesús le pidieron que haga la oración nuevamente, él cerró los ojos… y cuando los abrió su cara de felicidad era impresionante: “¡¡Tengo una mochila nueva!! Decía Jesús entusiasmado, mientras mamá lloraba de felicidad: “Muchas gracias Operación Bendición por hacer realidad este anhelo de mi hijito, realmente es muy especial  le dijo al equipo al finalizar.

¿Sabías que varios estudios demuestran que existe una relación directa entre las infecciones parasitarias y consecuencias negativas en la función cognoscitiva, el aprendizaje y la anemia en los niños? Operación Bendición Perú, desparasita a 3 millones de niños al año, además de darles una efectiva capacitación en prevención.

¿Sabías que varios estudios demuestran que existe una relación directa entre las infecciones parasitarias y consecuencias negativas en la función cognoscitiva, el aprendizaje y la anemia en los niños? Operación Bendición Perú, desparasita a 3 millones de niños al año, además de darles una efectiva capacitación en prevención.


Pilar Soto nunca se imaginó que gracias a Operación Bendición, estudiaría un curso en la Universidad más importante del Estado, una oportunidad que llegó de repente y que ella no desaprovecharía jamás. Pilar, como madre de familia del Colegio 1289 donde Operación Bendición tiene un proyecto de desarrollo integral, se inscribió el año pasado para ser seleccionada como criadora de cuyes, uno de los proyectos dirigidos a incrementar los ingresos económicos de los padres de familia del colegio, además de mejorar la ingesta de proteínas de la familia.
Gracias a que Pilar fue una de las mejores cuidadoras dentro del proyecto, demostrando un especial interés en la crianza de cuyes y muchas ganas de aprender, Operación Bendición la invitó con todo pagado al curso “Crianza y Manejo de Cuyes” dictado por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos “Nunca me imaginé que gracias a ser parte de los proyectos de Operación Bendición, tendría la oportunidad de aprender en un lugar tan importante, siento que he realizado uno de mis sueños”  nos contó una emocionada Pilar.

Pilar Soto nunca se imaginó que gracias a Operación Bendición, estudiaría un curso en la Universidad más importante del Estado, una oportunidad que llegó de repente y que ella no desaprovecharía jamás. Pilar, como madre de familia del Colegio 1289 donde Operación Bendición tiene un proyecto de desarrollo integral, se inscribió el año pasado para ser seleccionada como criadora de cuyes, uno de los proyectos dirigidos a incrementar los ingresos económicos de los padres de familia del colegio, además de mejorar la ingesta de proteínas de la familia.

Gracias a que Pilar fue una de las mejores cuidadoras dentro del proyecto, demostrando un especial interés en la crianza de cuyes y muchas ganas de aprender, Operación Bendición la invitó con todo pagado al curso “Crianza y Manejo de Cuyes” dictado por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos “Nunca me imaginé que gracias a ser parte de los proyectos de Operación Bendición, tendría la oportunidad de aprender en un lugar tan importante, siento que he realizado uno de mis sueños  nos contó una emocionada Pilar.

Gracias al proyecto de Biohuertos de Operación Bendición Perú, Isabel cosecha rabanitos, entre otros vegetales, estratégicamente consumidos para mejorar la dieta familiar. Actualmente en Huaycán, muchas familias se vienen sumando a esta iniciativa de Operación Bendición Perú. 

Gracias al proyecto de Biohuertos de Operación Bendición Perú, Isabel cosecha rabanitos, entre otros vegetales, estratégicamente consumidos para mejorar la dieta familiar. Actualmente en Huaycán, muchas familias se vienen sumando a esta iniciativa de Operación Bendición Perú. 

¿Sabías que en el Perú el 55% de los niños menores de 5 años sufre de anemia? En Operación Bendición Perú controlamos la hemoglobina, el peso y la talla de los niños de nuestros proyectos. Asimismo estamos pendientes de la nutrición, entregando las medicinas y vitaminas correspondientes.

¿Sabías que en el Perú el 55% de los niños menores de 5 años sufre de anemia? En Operación Bendición Perú controlamos la hemoglobina, el peso y la talla de los niños de nuestros proyectos. Asimismo estamos pendientes de la nutrición, entregando las medicinas y vitaminas correspondientes.

También en Iquitos, Operación Bendición Perú entregó zapatos nuevos a miles de niños. Gracias a ello, nuestros niños de la selva podrán protegerse de enfermedades, prevenir parásitos, picaduras de insectos entre otros riesgos.

También en Iquitos, Operación Bendición Perú entregó zapatos nuevos a miles de niños. Gracias a ello, nuestros niños de la selva podrán protegerse de enfermedades, prevenir parásitos, picaduras de insectos entre otros riesgos.

"Felices Fiestas Patrias Perú!"

About:

Somos una organización sin fines de lucro, que trabaja fuertemente en la transformación de comunidades en situación de riesgo y pobreza absoluta en Perú, a fin de brindarles esperanza a través de nuestros diversos programas.


Following: